Fundación Colombiana para la Educación y la Inclusión Social
info@fundacionceis.org

Reseña editorial: Besos de sal

Posted by on abril 28, 2016 in Reseña editorial | 0 comments

Análisis besos de sal

Reseña editorial: Besos de sal

Por: Andrés Sanabria | Director Fundación CEIS

Título: Besos de sal
Autor: Andrés Galeano
Editorial: Educar Editores
Ilustración carátula: Jenny Moreno Cortés
Rústica
99 páginas
Poesía, micro-ficciones, estrategias de escritura.

Es bien sabido que vivimos en una época en que la superficialidad impera. Cada vez buscamos cosas innecesarias para vivir, evitamos, pensar, evitamos que la vida nos golpee con su crudeza, blindándonos cada vez y con más frecuencia en las burbujas de seguridad que nos ofrecen los centros comerciales. La superficialidad no sólo nos embarga cuando compramos cosas que no necesitamos, también y por desgracia la educación se está dejando contaminar por este fenómeno.

Un ejemplo de ello radica en el qué dar de leer cuando orientamos a los jóvenes hacia la lectura. Indudablemente allí hay un nicho de mercado que las grandes multinacionales tienen identificado, generando oferta y demanda de una gran variedad de materiales de lectura a veces carentes de calidad estética, literaria o ambas; pero eso sí, desbordada de lugares comunes, estereotipos e ideales que desdibujan el ser adolescente para moldear al joven consumidor. La excusa es perfecta: Si eso es lo que los jóvenes quieren leer, pues que lo lean. Aunque algo de cierto tiene esta frase un tanto trillada; La responsabilidad de los mediadores, educadores y promotores de lectura, es generar procesos de trascendencia, brindar alternativas, sugerir otros textos que de seguro conduzcan a otros caminos que puedan mover subjetividades.

No obstante hay apuestas arriesgadas, que reivindican la puesta en escena del lector adolescente. Este es el caso de Besos de sal, un libro que acerca la poesía y el micro-relato a los jóvenes. El autor nos brinda dos caras en un mismo libro. Por un lado se encuentra Debajo de los días, un compendio de treinta experiencias narrativas, qué como lo dice el autor en su dedicatoria, “se extraen de lo que subyace en los actos más cotidianos del día a día”. Diálogos bien logrados, historias con final sorprendente que a veces nos cortan la respiración o se demoran para ser digeridos. Su prosa, de manera fluida, se pasea por lo urbano, entre la soledad, el amor y la muerte.

En la otra cara encontramos Besos de sal, compuesto de treinta y cinco poemas en los que el verso libre, retrata el alma juvenil para luego permearla. Las metáforas con que representa la cotidianidad del colegio, son de gran profundidad, se aleja del estereotipo y le da paso a una configuración de imágenes claras que van cobrando forma con cada cadencia de verso, en los que sentimos la presencia latente de poetas como Oliverio Girondo, Jaime Sabines, Leon de Greiff, entre otros. Finalmente, el lector podrá encontrar un manual básico de iniciación a la escritura del verso libre, o del micro relato. Para lograrlo, el autor se aferra al cine, y con ella, la sensibilidad que pueda aflojar la pluma. Así pues, conocerán grandes directores y grandes películas que complementan el inicio de un buen proceso de escritura.

Aunque es un libro para jóvenes, lectores de todas las edades pueden acceder a él, y seguramente los profesores de español, mediadores y promotores de lectura podrán incluirlo en la caja de herramientas  de las estrategias de acercamiento y animación al libro y la lectura, que permiten el contrapeso contra aquellas lecturas vacías de todo. Vacías de alma.

Del autor podemos decir que Andrés Galeano, nació en Pereira en 1979. Es Licenciado en Filosofía de la universidad Tecnológica de Pereira, además de Poeta, cuentista y guionista cinematográfico. Ganador de la V convocatoria FDC Ministerio de Cultura con el guiónResurrección (2005) y Ganador del concurso de escritores Pereiranos con la obra Poesía suicida para nunca matarse. (2010) Segundo puesto nacional del concurso de cuento Relata con: El día que perdí la oreja izquierda (2013).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *